Sportivo fue arriba en el marcador hasta el último cuarto donde el local hizo un parcial perfecto.

Atlético Tostado derrotó a un durísimo Sportivo  por 81-77 y sumó su segunda victoria consecutiva en condición de anfitrión.

El primer cuarto fue muy parejo, gol a gol sin sacarse diferencia, con varios errores por ambos bandos en el ataque. Sportivo convirtió en la pintura aprovechando el tamaño de sus jugadores y el local lo realizó con tiros a distancia. De esa manera se fueron los primeros diez minutos con la visita arriba 19-17.

En el segundo tramo, el Verde ajustó las marcas bajo el tablero, pero el huésped encontró variantes en la media y larga distancia. En tanto que Atlético hizo uso de su contragolpe característico y con un par de canastas y varios foules cambiados por gol intentó mantenerse siempre en partido. La primera parte se cerró con cuatro puntos de ventaja para Sportivo, 39-35.

El tercer parcial arrancó bajo la misma tónica. Un visitante que aprovechaba a Negri y Arévalo en la zona pintada, no solo para convertir sino que también para defender, y el local a fuerza de precisión en tiros de tres. El cierre de este parcial continuó con la visita arriba, ahora 60-56.

El último capítulo encontró al Verde muy concentrado, ajustando muy bien las marcas y animándose a meterse bajo el tablero para conseguir puntos muy valiosos y pasar por primera vez al frente en el marcador. El visitante parecía no tener más alternativas que seguir buscando en la pintura y en base a eso se mantenía en juego. Sin embargo Atlético le sumó contragolpe y controlaba el juego, aunque sólo pudo respirar con la chicharra final, para clausurar el partido a su favor 81-77. Esto le permitió ganar su segundo juego, en igual cantidad de partidos, en el Gigante de la Villa.

Fuente: Prensa Atlético Tostado.